Un vaso ocasional de vino puede ayudar a mantener los riñones sanos, sugiere una investigación reciente de la Universidad de Colorado. Y para aquellos que ya tienen la enfermedad de riñón, lo que supone un mayor riesgo de problemas cardiovasculares, el consumo de vino moderado podría ayudar al corazón, añadieron los investigadores.

“Aquellos [con riñones sanos] que bebían al menos un vaso de vino al día tenían un riesgo del 37 por ciento menor de sufrir una enfermedad renal crónica que los que no bebían vino”, dijo el autor del estudio Dr. Tapan Mehta, experto en traumas renales en la Universidad de Colorado Anschutz Medical Center, en Aurora.

“Las personas con enfermedades renales crónicas que bebían al menos de un vaso al día tenían un riesgo 29 por ciento menor de eventos cardiovasculares que los que no bebían vino”, agregó.

Mehta tiene previsto presentar los hallazgos de su investigación en una reunión de la Fundación Nacional del Riñón en Las Vegas. Los estudios presentados en reuniones médicas suelen ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Mehta y sus colegas analizaron los datos entre 2003 y 2006 de la “National Health and Nutrition Examination”, incluyendo cerca de 6.000 personas. De ellos, unos 1.000 tenían enfermedad renal crónica.

Tener enfermedad renal crónica aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Unos 26 millones de estadounidenses tienen enfermedad renal crónica, a menudo ocasionada por la diabetes y la presión arterial alta, según la Fundación Nacional del Riñón. Investigaciones anteriores han encontrado que el consumo moderado de alcohol se vincula con beneficios para el corazón.

Por eso Mehta decidió estudiar ambas cuestiones: si el consumo moderado puede ayudar a aquellos con enfermedad renal crónica a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, y en segundo lugar si se puede ayudar a las personas con riñones sanos a mantenerlos de esa manera.

No se sabe exactamente por qué el vino puede ayudar a ciencia cierta, dijo Mehta. Beber cantidades moderadas está ligada con niveles más bajos de proteína en la orina. En los que tienen enfermedad renal, el aumento de los niveles de proteína en la orina están vinculados con un mayor riesgo de progresión de la enfermedad renal.

Los polifenoles del vino tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que pueden ayudar a explicar los efectos protectores del corazón, dijo.

wine heart

Mehta no pudo asegurar en el estudio si el vino tinto es mejor que el blanco. Él sospecha, sin embargo, que el tinto probablemente sea mejor, ya que se ha relacionado con anterioridad sus efectos protectores para el corazón.

El estudio sugiere que el vino tiene un efecto protector contra la enfermedad renal y en aquellos con enfermedad renal y enfermedad del corazón, ”pero no podemos asegurar una relación causa – efecto como conclusión firme”, dijo Mehta. Aunque el estudio encontró una asociación, no fue diseñado para probar dicha relación de causa y efecto.

Los nuevos hallazgos son consistentes al verificarlos con investigaciones previas, dijo el doctor Gary Curhan, profesor de medicina en la Escuela de Harvard de Salud Pública y de la Escuela de Medicina de Harvard.

El equipo de Curhan ha encontrado que puede haber una asociación inversa entre el consumo de alcohol y problemas renales moderados. Mientras que el nuevo estudio es transversal, mirando una fotografía en el tiempo, la investigación de Curhan analizó cómo beber afectaba la función renal en el tiempo.

Tanto Mehta y Curhan hicieron hincapié en que el consumo moderado de alcohol es la clave. Mehta, no obstante, aclaró que no tenían suficiente gente en su estudio que bebiese regularmente dos vasos de vino o más al día para determinar los efectos de beber más vino.

Curhan señaló, para aquellos que no beben alcohol, que la nueva investigación no es razón suficiente para empezar a beber.

FUENTES: Gary Curhan, MD, Sc.D., profesor, Escuela de Medicina de Harvard y la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston; Tapan Mehta, MD, investigador renal, de la Universidad de Colorado en Denver, Anschutz Medical Center, Aurora; Reunión de la Fundación Nacional del Riñón, Las Vegas.

Si las investigaciones de Mehta y Curhan te han convencido, nosotros te lo ponemos fácil. En nuestra tienda online puedes encontrar un amplio catálogo de vinos y espumosos. Disfrútalos con moderación: http://tiendalicoresreyes.es/37-vinos-y-espumosos

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes
A %d blogueros les gusta esto: