¿Quieres seguir dando una vuelta al mundo con nosotros? A partir de la infografía de Wine Investment, y después de analizar las primeras 30 bebidas, hoy os presentaremos 15 bebidas típicas más de 15 nuevos países. Visitaremos Estados Unidos, Mongolia o Argentina. ¿Viajamos juntos?

La vuelta al mundo 7

Whiskey irlandés: el whisky irlandés es un whisky elaborado utilizando cebada, y se caracteriza por su triple destilación, que lo hace suave y delicado. La denominación del whisky irlandés en gaélico es «uisce beatha» que traducido significa ‘agua de vida’ y su denominación actual es «whiskey». La preparación del whiskey irlandés se elabora a partir del mosto obtenido de cereales. Esta mezcla se compone generalmente de cebada malteada y sin maltear procedente de centeno, avena y trigo. El procedimiento es similar a los whiskys escoceses. Tras la selección de los cereales, se realiza la mezcla propia de cada destilería; posteriormente se lavan y se remojan (hidratación) para someterlos a su germinación, proceso en que se transforma el almidón de los cereales en azúcares solubles. Seguidamente, se muelen los granos (excepto los que previamente tengan que ser malteados) y, tras realizar la infusión o empastaje, se procede a la fermentación del líquido obtenido durante aproximadamente 72 horas. Obtenido el vino, se realizan 3 destilaciones al cabo de las cuales se somete a envejecimiento en cubas de roble (antiguamente debían haber contenido vino de Jerez). Este período debe durar un mínimo de 7 años, es decir 4 más que en Escocia. El consumo del whisky irlandés se realiza mayoritariamente dentro del país de producción, exportando solamente un 25%, aunque en estos últimos años han aumentado notablemente dichas exportaciones.

Coca Cola: también llamada Coke, es una gaseosa efervescente vendida en tiendas, restaurantes y máquinas expendedoras en más de 200 países o territorios. Es producido por The Coca-Cola Company. En un principio, cuando la inventó el farmacéutico John Pemberton, fue una medicina patentada, aunque fue adquirida posteriormente por el empresario Asa Griggs Candler, cuyas tácticas de márketing hicieron a la bebida una de las más consumidas del siglo XX. El distintivo sabor a cola proviene en su mayoría de la mezcla de azúcar y aceites de naranja, limón y vainilla. Los otros ingredientes cambian el sabor tan sólo ligeramente. En algunos países, como Estados Unidos y Argentina, la Coca-Cola es endulzada con jarabe de maíz. En México y Europa, Coca-Cola sigue usando azúcar. Coca-Cola Light (también conocida como Coke Light o Diet Coke) es la versión de Coca-Cola con pocas calorías y sin azúcar. También existen variantes de la Coca-Cola, fabricados por la misma empresa, como la Coca-Cola Light y la Coca-Cola Diet; otras son la Coca-Cola sin cafeína, Coca-Cola Cereza, Coca-Cola Vainilla, Coca-Cola Zero, entre otras lanzadas especialmente como la de sabor a limón. Su mayor competidora es la también estadounidense Pepsi.

Jenever: probablemente una de las bebidas alcohólicas holandesas más conocidas. Originariamente era un vino de malta al que se añadía extracto de bayas de ginebra. Pero desde finales del siglo diecinueve los productores añaden muchas veces alcohol etílico neutro. Prácticamente todos los pubs y bares de Holanda la sirven en sus dos versiones, ‘jonge jenever’ (ginebra joven) o ‘oude jenever’ (ginebra añeja). Aunque el consumo de ‘jenever’ está disminuyendo, sigue siendo la bebida alcohólica más popular de Holanda. Los bares y pubs holandeses sirven la ‘jenever’ en una copa redonda o en un vasito para aguardiente. El vaso se llena hasta rebosar. Su graduación alcohólica de 40% invita a tener cuidado con su consumo, ya que es famosa por tumbar a los consumidores poco prevenidos.

Kava: en el archipiélago fijiano la kava, una bebida derivada de la planta de la pimienta (Piper methysticum), es conocida como yaqona. La ceremonia de su ingestión es todo un ritual en las islas. En tiempos pasados estaba muy ligada a la religión y su ingestión tan solo estaba permitida a los jefes, sacerdotes y ancianos de elevada posición social. Hoy su consumo trasciende lo ceremonial, social y étnico y es ingerida por todos y en cualquier ocasión que se presente. Se dice que los fijianos tienen más kava en las venas que sangre. Según el mito, la kava creció por vez primera en el cuerpo de un niño muerto sacrificado para alimentar al jefe, consumiendo de esta manera la tierra y apropiándose de sus poderes reproductores.

Koskenkorva: es tan popular en Finlandia que incluso se hizo una unidad de medida a partir de su nombre. Dicho nombre no es más que una marca comercial, pero es tan conocido que no se usa la del tipo de alcohol para nombrarlo, sino el nombre de la marca. Viina es un acortamiento de “Brännvin“, que significa “licor ardiente”. La palabra Brännvin se refiere a todos los licores que han sido destilados a partir de patatas o cereales. Por eso realmente no es un vodka, sino un viina. El Koskenkorva es básicamente etanol – producido de la destilación de la cebada – industrial puro, mezclado con agua y con un poco de azúcar. La versión “normal” del Koskenkorva tiene 38% de alcohol. Si encuentras un Koskenkorva fuera de Finlandia, es posible que este sea además de otro tipo: el Koskenkorva Vodka. Esta marca está destinada a la exportación y tiene más alcohol que la normal.

La vuelta al mundo 8

Kriek: es un tipo de cerveza belga, obtenida mediante la fermentación de cerezas agrias (conocidas también como Morello). El nombre proviene de la palabra flamenca para este tipo de cereza (kriek), tradicionalmente se utilizan ” Schaarbeekse krieken”, una variedad rara de cereza belga proveniente del área de Bruselas. Como la variedad Schaarbeek de cerezas se ha vuelto más difícil de encontrar, algunos cerveceros han reemplazado estas con otras variedades de cerezas agria (ya sea parcial o totalmente), a veces procedentes de otros países. Tradicionalmente, la Kriek se hace en cervecerías alrededor de Bruselas utilizando la cerveza lambic, a la que se agregan cerezas agrias. La lambic es una cerveza agria y seca, fermentada espontáneamente con levadura aerotransportada que, según se dice, es nativa de Bruselas, Una cerveza kriek tradicional que tiene como base cerveza lambic es agria y seca también. Durante su elaboración, las cerezas se dejan dentro durante un período de varios meses, causando un re-fermentación de las azúcares adicionales. Normalmente no queda nada de azúcar al final de la fermentación, por lo que se obtiene un sabor frutal sin dulzura. Posteriormente se pasa por un proceso de maduración más después de retirar las cerezas. Recientemente, algunos cerveceros han agregado azúcar al producto final, a fin de hacerla menos agría y más accesible a un público más amplio. Algunos usan jugo de cereza en lugar de la cereza completa y la cerveza se deja madurar durante períodos mucho más cortos.

Kuche Kuche: Malaui es un país de cerveza. El jugo de cebada continua siendo la bebida imprescindible para los malauíes. La cerveza más consumida por los visitantes viene de la mano de una fábrica europea. El grupo Carlsberg lleva asentado desde 1968. Kuche Kuche, que significa “toda la noche”, es una rubia con pocos grados de alcohol, ligera, refrescante y que intenta atraer cada día un mayor número de consumidores locales. La empresa danesa se afana por ser la cerveza de los malauíes y así lo muestra en el eslogan de su botella de algo más de medio litro: “Mowa wathu wathu” (nuestra cerveza).

Kumis: también llamado koumiss, kumys o kymys, es un producto lácteo hecho a partir de kéfir de leche. Tradicionalmente se ha elaborado con leche de yegua, aunque hoy día se emplea normalmente la leche de vaca. Es una bebida tradicional de la zona de Asia Central, llamada airag por las tribus mongolas, sobre todo la tribu conocida como kirguís, que se piensa que desarrollaron este tipo de bebida en torno al siglo XIII. Sin embargo, hay constancia de que el kumis era una bebida que formaba parte de la alimentación de los antiguos escitas, una raza aria de nómadas y guerreros que habitó la zona de Eurasia en torno al siglo VII a.C., una fecha muy anterior. En Mongolia, la temporada de ordeñe equino corre tradicionalmente desde mediados de Junio hasta principios de octubre. Durante una temporada una sola yegua produce aproximadanente 1000-1200 litros de leche, la mitad de la cual es dejada para alimentar a los potrillos. Al igual que el kéfir, en su elaboración participan diversos microorganismos, siendo los principales bacterias lácteas como Lactobacillus delbrueckii sbsp. bulgaricus y Lactobacillus acidophilus, así como levaduras tales como Kluyveromyces lactis sbsp. lactis, Candida utilis, Candida kéfir y Saccharomyces cerevisiae. En este caso, el cultivo iniciador se añade en una concentración bastante elevada (10-30 %); a continuación se incuba a 20-30 °C durante 4-16 horas. Debido a que la leche de yegua (al igual que la de camella) es pobre en caseínas, el producto obtenido presenta un coágulo finamente disperso, que se resuspende fácilmente y que apenas se percibe en boca. Su escaso contenido alcohólico hace difícil la aparición de síntomas de borrachera a no ser que se consuma en cantidades elevadas.

Grappa: Grappa es el nombre con el que se conoce en Italia y en la Suiza italiana al aguardiente de orujo, licor con graduación alcohólica que varía entre 38 y 60 grados, obtenido por destilación de orujos de uva, es decir las partes sólidas de la vendimia que no tienen aprovechamiento en la previa elaboración del vino. El nombre genérico en español es aguardiente de orujo, y en cada país recibe una denominación diferente, según el idioma local y la tradición: así, el aguardiente de orujo forma parte del mismo tipo de bebida que los marc franceses, las grappas italianas o eslovenas, las bagaceiras portuguesas o los tsiroupos griegos. El sabor del aguardiente de orujo, como el del vino, depende del tipo y la calidad de la uva utilizada. Muchos productores han añadido jarabe de frutas para endulzar y suavizar la bebida. Se sirve habitualmente frío, y raramente se mezcla. En ocasiones se añade aguardiente al café expreso, mezcla que en Italia se conoce como “Caffè Corretto“, y en España como carajillo.

Té magrebí: el té ocupa un puesto muy importante en la cultura de Marruecos y es considerada una expresión artística. Debido a su consumo Marruecos es uno de los mayores importadores de té en el mundo. Es considerado desde el punto de vista social como una bebida de cortesía y hospitalidad servido como agasajo a los huéspedes. Es considerado como una falta de educación rechazar invitación a un té. Es costumbre que el té sea elaborado por hombres. Se suele servir, por regla general antes y después de las comidas. Y se prepara a cualquier hora del día y la noche, siempre que un invitado entre en una casa marroquí. Por regla general se sirve en pequeños vasos de caña, plateados y decorados con diversos colores. El té posee un intenso sabor dulce y un aroma a menta. En algunas ocasiones, si la estación es la adecuada, se suele añadir algunos capullos del árbol del naranjo. Lo reconocemos fácilmente por las preciosas teteras en las que se prepara y los característicos vasos en los que se sirve. Consiste en menta o hierbabuena, agua y mucho azúcar, una mezcla muy sencilla pero deliciosa. La tradición dice que se debe servir tres veces. El primer vaso es “amargo como la vida”, el segundo “fuerte como el amor” y el tercero “dulce como la muerte”.

La vuelta al mundo 9

Moutai: es un tipo de baijiu o vino chino, producido en el pueblo homónimo, en la ciudad de Renhuai, provincia de Guizhou, al sudoeste de China. El Moutai que es posiblemente el más famoso de los baijiu, se obtiene del proceso de destilación de un fermento de sorgo. Se cree que las condiciones climáticas únicas del pueblo de Moutai contribuyen a las características distintivas de sabor y aroma de este licor. El Moutai es originario de la provincia de Guizhou, de una vasta tradición vinícola. La receta del Moutai actual data de la Dinastía Qing, durante el Siglo XVII, y comenzó a obtener fama mundial a partir de 1915, luego de ser premiado durante la celebración de la inauguración del Canal de Panamá. En 1951, dos años después de la fundación de la República Popular China, el Moutai fue declarado “licor nacional“, convirtiéndose así en un símbolo de esa nación, siendo en numerosas ocasiones utilizado como agasajo para mandatarios y visitantes notables del extranjero. El Moutai fue el primer licor en China en ser producido a gran escala. Actualmente se venden al año más de 200 toneladas en 100 países alrededor del mundo.

Mastika: originalmente un licor condimentado con almáciga, una resina recogida del lentisco, un pequeño árbol perenne nativo de la región mediterránea que se cultiva en la isla de Quíos. Acompaña a menudo postres de almendra y se sirve en banquetes de boda como digestivo. Tiene un olor dulce y un sabor parecido al regaliz. La otra bebida es un licor fuerte parecido al ouzo o al tsikoudia. Se sirve frío o a temperatura ambiente con hielo. Ambos se vuelven blancos cuando se vierten sobre hielo o se mezclan con agua, y forman pequeños cristales cuando se congelan. Se sirven con diversos mezedes (aperitivos), como pulpo, ensalada, sardina, calamares, calabacín frito y almejas, entre otros. La palabra mastika se usa también ampliamente en países vecinos del sur de los Balcanes para un licor condimentado con anís. Se considera la bebida nacional de la República de Macedonia. Conteniendo un 45% de alcohol, tiene un sabor fuerte no muy diferente al del brandy, y suele hacerse con uvas, pasas, ciruelas o higos. Suele servirse sobre hielo y tomarse con mezedes. En Bulgaria, se combina a menudo con licor de menta para obtener un cóctel tradicional llamado облак (‘nube’). En Rumanía se usa como brindis en las bodas y se cree que es un buen acompañamiento de los platos tradicionales de pollo. La producción de mastika suele partir de una base alcohólica hecha de fruta fermentada (normalmente uva), que se somete a destilación doble y se filtra a través de raíces de lentisco. El alcohol también puede condimentarse con almáciga para darle su sabor distintivo.

Mate: infusión hecha con hojas de yerba mate (Ilex paraguariensis), planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del Uruguay. Estas plantas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los taninos de sus hojas. Por esto, hay quienes gustan de endulzar un poco el mate con azúcar, miel, stevia o endulzante no calórico. La espuma que se genera al «cebar» se debe a los glucósidos que la yerba mate contiene. Como sucede con el té, el café o el chocolate, el mate posee un efecto estimulante debido a la cafeína que contiene. Anteriormente, y en forma popular se pensaba que tenía un energizante similar pero no igual, al que se llamaba “mateína“. Tradicionalmente, el mate se bebe caliente mediante un sorbete denominado bombilla colocado en un pequeño recipiente. El mate es un excelente tónico y depurativo, lo segundo por su carácter diurético. Un estudio del Instituto de la Yerba Mate muestra que la infusión tiene una presencia del 98 % en las casas argentinas.

Mekong whiskey: Mekong es la primer marca de producción nacional de whisky de Tailandia. Lanzado en 1941, se convirtió rápidamente en la marca más popular en aquel pais asiatico. Esta popularidad se vio ayudada en gran medida por el sentimiento patriotico de aquel pais surgido en la disputa con Francia por Laos. La disputa con Francia por la frontera con Laos (a lo largo de la cual fluye el rio Mekong) ayudó a que este whisky tailandes adquiriera una enorme polularidad en el país del sudeste asiatico. Mekong Whisky es un simbolo del orgullo tailandes. Destilado a partir de un 95% de caña de azúcar, melaza y 5% de arroz. Este licor destilado se mezcla con una receta secreta de hierbas y especias indígenas para producir su aroma característico y sabor, que por cierto dicen en Asia que es similar al de un scotch. Su fuerza alcoholica, algo menor del 35% de contenido en alcohol, significa que se mezcla bien incluso como un ingrediente en cócteles.

Mojito: popular cóctel originario de Cuba, compuesto de ron, azúcar (o jarabe de azúcar), lima, menta o hierbabuena y agua mineralizada. Cuentan que a finales del siglo XVI, el afamado corsario Sir Richard Drake, subordinado del Capitán Sir Francis Drake (corsario de la corona inglesa) preparó la primera versión conocida de una bebida que llevaba aguardiente (ron crudo, sin envejecer) de baja calidad, con azúcar, lima, menta y otras hierbas. Lo tomaba Sir F. Drake después de sus batallas mientras contaba las monedas de oro que formaban el codiciado botín. En la década de 1860, la producción de ron ya era mucho más refinada y se añejaba, lo que daba un ron de mejor calidad. La hierbabuena surge del cruce entre distintos tipos de menta, de manera natural, dando lugar a una nueva, con un mejor aroma y robustez distinta. En Cuba en los años 1930 el hielo lo servían en piedras, entero. Más tarde, al universalizarlo se empezó a usar el hielo picado, entre otras cosas para que funcionase como filtro y que las hojas se mantuvieran al fondo y no molestaran en la boca. Por cierto, la mayoría mastican la hierbabuena para mejor deleite.

Interesante, ¿verdad? Con estas 15, ya son 45 las bebidas típicas de cada rincón del mundo que conoces. Aun te quedan otras 30 que te presentaremos en las dos próximas publicaciones. Algunas de estas bebidas las puedes encontrar en nuestra tienda online. ¿Las quieres? Te esperamos en: http://tiendalicoresreyes.es

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes
A %d blogueros les gusta esto: