Sebastiano Ricci fue un importante pintor italiano del siglo XVII y XVIII. Con catorce años de edad se trasladó a Venecia, siendo aprendiz en el taller de Federico Cervelli y más tarde aprendiendo como discípulo de Sebastiano Mazzoni. Su obra, como la de tantos otros referentes artísticos, no fue ajena al vino.

En sus primeras pinturas destaca la influencia de los tenebristas y el uso del claroscuro. Su juventud, eterno traslado, está marcada por constantes viajes. Los motivos, circunstancias personales, le permiten conocer Italia de norte a sur, de este a oeste. Con ello, se empapa de todas las tendencias artísticas imperantes en el país.

Viajó a Parma, donde trabajó para Ranuccio II, duque de Parma. Gracias a este mecenas, se trasladó a Roma para completar su formación. Sebastiano prestó una mayor dedicación a los temas mitológicos en su estancia en Roma. Ahí surge este espectacular Baco y Ariadna.

Baco_y_Ariadna1

En Baco y Ariadna, Ricci representa el festín que tiene lugar tras sus esponsales. Ariadna, hija del rey Minos de Creta, estaba enamorada de Teseo, al que ayudó a salir del laberinto de la isla con la ayuda del célebre ovillo; la muchacha logró recuperar la alegría en sus brazos tras ser abandonada en la isla de Naxos por el ingrato Teseo. Como cuenta Ovidio en Las Metamorfosis, fue consolada por Baco, que le ofreció hacerla su esposa.

“Los protagonistas de la historia están plácidamente sentados, ligeramente desplazados del eje central, mientras una sátira llena con vino la taza que sostiene Ariadna y otra joven se disponen a colocar en su cabeza la corona, regalo de bodas”, describe Mar Borobia. Según ella misma relata “la comitiva que acompaña a la pareja en tan alegre celebración son personajes ligados a Baco, como los putti, colocados en primer término, o las figuras de rasgos salvajes, como la que toca la pandereta en primer plano”. En el séquito que les acompaña, Ricci ha incluido al tigre y a la pantera, animales que habitualmente tiran del carro del dios.

Baco_y_Ariadna2

Según los relatos, Baco, señor de la ebriedad, fue el creador de la cepa e hizo brotar del suelo leche, miel y vino, “la delicia de los mortales” según Homero. En esta sección hemos tratado habitualmente la figura del dios del vino. ¿Recuerdas la espectacular recreación de Caravaggio? Pocas han sido tan influyentes en la historia del Arte. En ella, se muestra un Baco joven recostado, con uvas y hojas de vid en su pelo, acariciando el cordón de la bata con delicadeza. En una mesa de piedra en frente de él hay plato de frutas y una gran jarra de vino tinto; con la mano izquierda sostiene una copa poco profunda del mismo vino, al parecer, invitando al espectador a unirse a él.

El efecto embriagador del vino liberó a los hombres de sus preocupaciones. Este hecho lo podemos apreciar claramente en la pintura analizada, donde vemos a personajes secundarios perjudicados tras beber el caldo que Baco les ofrece. Dionisos, conocido como Baco en el mundo romano, y su culto, las bacanales, llegó a ser considerado peligroso, por lo que estas fiestas fueron prohibidas por las autoridades romanas. Posteriormente en el Renacimiento, la figura de Baco y de la bacanal, convertidas en símbolos ambiguos de la celebración de la vida, fueron recuperadas por el Arte y la Literatura.

Baco_y_Ariadna3

Baco y Ariadna, según Mar Borobia, se construye “con un colorido vivo y con un juego llamativo de matices. Las tonalidades que emplea para sus protagonistas tienen como objetivo resaltar sus carnaciones para convertirlas en los verdaderos focos de atención. Sus cuerpos se modelan con formas redondeadas y luminosas, muy acabadas, que sobresalen entre las pieles más rojizas y terrosas de sus respectivos séquitos”. Se trata, sin duda, de un referente para entender la representación del vino dentro del mundo del Arte, inspiradora e influyente en posteriores creaciones.

A fines del siglo XVII regresa a Venecia, Ricci separándose del estilo de los artistas de la ciudad gracias a los conocimientos que le aportaron sus numerosos viajes. Su estilo se vuelve más elegante y delicado. En sus últimas obras apreciamos su gran capacidad inventiva, y el virtuosismo y la rapidez de sus composiciones.

Baco_y_Ariadna4

¿Te ha gustado la obra? ¿Te gusta el vino? Después de disfrutar de buen Arte, encuentra tu bebida favorita en nuestra tienda online. Te esperamos: http://tiendalicoresreyes.es

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes
A %d blogueros les gusta esto: