El propietario de un establecimiento histórico de Pittsburgh presentó cargos contra un antiguo inquilino. Alegando que era quien debía salvaguardar 50 botellas de whiskey de la vendimia por un valor de más de 100.000 dólares, se lo bebió todo en su lugar.

La propietaria del South Broadway Manor Bed and Breakfast, Patricia Hill, encontró 104 botellas de Old Farm Pure Rye Whiskey cuando compró la mansión histórica y la convirtió en hotel Bed&Breakfast. Había pertenecido originalmente al empresario de Pittsburgh JP Brennan.

Whiskey Old Farm

Aunque la edad no importa cuando se trata de whisky, siempre hay excepciones. Este whiskey había sido destilado en 1912 y dado a Brennan en 1918, según sus declaraciones a la ABC. “Hubo cuatro casos de diferentes cajas, un total de 52 botellas, fabricadas por una antigua destilería de aquí en el municipio, que salió del negocio hace muchos años, ya que quebró”, comentaba Barry Pritts, jefe de la policía en Scottdale. Dijo que las botellas habían sido fabricadas y vendidas antes de la prohibición marcada por la entrada en vigor de la Ley Seca. La Ley Seca es una controvertida medida que han aplicado ciertos Estados durante la historia, consistente en la ilegalización de la fabricación, transporte, importación, exportación y la venta de alcohol.

El Old Farm Pure Rye era parte de una colección de whiskey histórico de Henry Frick y Andrew Carnegie a principios de 1900 en Pittsburgh, según Rick Bruckner, el chef del South Broadway Manor, en declaraciones a la WTAE. Se escondió el whiskey en la casa y allí permaneció olvidado durante los siguientes noventa y cinco años. “En la familia propietaria de la finca, alguien escondió el whiskey debajo de un tramo de escaleras, y la finca pasó por varias familias. La señora que lo posee ahora estaba haciendo un proyecto de remodelación y las personas que estaban haciendo dicho trabajo las encontraron”, dijo Pritts.

Hill no respondió a las llamadas para hacer comentarios. Pritts dijo que Hill puso las botellas de whiskey en el sótano, mientras los pisos principales estaban siendo renovados. John Saunders, de 62 años, era el cuidador que vivía en el sótano, el encargado de cuidar la bebida. “Ya sabes, para velar por ellas y mantenerlas seguras. Supongo que fue un error”, dijo Pritts. Saunders era, además, un gran amigo de la familia.

Hill descubrió que 52 de las botellas estaban completamente vacías en marzo de 2012. Rapidamente lo reportó a la policía. Las cuatro cajas de whiskey habían sido vaciadas en aproximadamente un año, dijo Pritts. Rápidamente se sospechó que el culpable podía haber sido Saunders. Poner al zorro a cuidar el gallinero, como algunos dirían.

john saunders whiskey

Saunders negó que consumiera este alcohol vintage. El vigilante argumentó que el líquido “probablemente se habría evaporado”. La policía, incrédula ante tal surrealista situación, analizó minuciosamente las botellas vacías para ver si coincidía el ADN encontrado con el ADN de Saunders. Después de siete meses de pruebas, la policía confirmó que el ADN de Saunders era el mismo que el de las botellas, y lo acusaron de robo penal y de recibir propiedad robada, dijo Pritts.

“El ADN no miente. Sólo estoy decepcionado con un amigo de la familia de más de 40 años que ha mentido”, dijo Hill, según WTAE. Un tasador de whisky le dijo a la WTAE que el valor del whisky consumido es de alrededor de 102,400 dólares. Pritts solicitó la restitución en la cantidad del valor de venta al público.

“Creo que Pat busca dinero. Yo diría que el valor real del whisky es alrededor de 10 dólares la botella, y ella contrató a alguien para inflar el precio. Ese whisky estuvo allí años y años, apilado en un apestoso y sucio sótano, y probablemente ha tenido que soportar hasta inundaciones”, consideraba Saunders antes del juicio. Durante la audiencia, el abogado de Saunders Patrice DiPietro señaló al tribunal que Saunders está a la espera de un trasplante de hígado, añadió Pritts.

La historia tiene un final trágico. Saunders murió el 21 de julio, según documentos judiciales. “Yo no recibí un centavo. No había un seguro”, dijo Hill. “Supongo que al final toda la cobertura de prensa ha ayudado a la empresa… No fue una pérdida total”. De película. La realidad, otra vez un paso por delante de la ficción.

Old Farm Whiskey

Si después de leer esta tremenda historia te has quedado con ganas de saborear un buen whiskey norteamericano, Licores Reyes te lo pone fácil. Nosotros te ofrecemos la oportunidad de disfrutar del mejor bourbon. Consulta nuestro catálogo: http://tiendalicoresreyes.es/32-whiskys-bourbon

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes