La obra perteneciente a un maestro anónimo, activo en Suabia, la conforman unas puertas pintadas al óleo por ambas caras que representan las siguientes escenas: Santa Ana con la Virgen y el Niño, Santa Isabel ofreciendo pan y vino a los mendigos, La Adoración de los pastores y La Presentación del Niño en el templo, todas ellas fechadas hacia 1515. Pintadas por ambos lados y que tal vez flanquearon y guardaron un conjunto escultórico como tema principal, se inspiran, para sus hojas interiores, en trabajos de dos grandes grabadores: Martin Schongauer y Alberto Durero.

SAnaySIsabel

Las piezas se expusieron desde 1993 en el Monasterio de Pedralbes, y en la actualidad y desde 2004 en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC). Su presencia dentro de los actos que rememoran la inauguración del Museo Thyssen-Bornemisza en 1992 se justifica por ser la primera vez que el conjunto se exhibe en Madrid y, para ello, se ha elegido el entorno de una de las salas más emblemáticas del Museo. En este óleo sobre tabla destaca un cromatismo arrollador, basado en colores tremendamente saturados y contrastados.

“Santa Isabel de Hungría se identifica por sus atributos: el pan y el jarro con agua, que ofrece a los tullidos sentados a sus pies”, estima Mar Borobia. Para ella, la santa, además, “está representada como patrona de los tiñosos por el peine que sostiene en su mano. Santa Isabel de Hungría fue también protectora de los hospitales por su caridad hacia los enfermos y pobres”.

Podemos apreciar más detalladamente los trazos de la obra y la representación del vino en la siguiente imagen, que recrea con exactitud este fantástico óleo sobre tabla.

Santa Isabel ofreciendo pan y vino a los mendigos

Después de disfrutar de una gran obra de Arte, nada mejor que degustar un gran vino. Recuerda que puedes encontrar una amplia variedad de estos en la tienda online de Licores Reyes: http://tiendalicoresreyes.es/37-vinos-y-espumosos 

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes