En Londres, junto a la Catedral de Southwark, acaba de abrir un bar bautizado como Alcoholic Architecture. ¿Qué ofrece de especial? Sus propietarios emplean un sistema de vaporización mediante el cual -literalmente- los clientes inhalan alcohol. Eso sí, en la web se recomienda «respirar responsablemente», lo mismo que proponen los anuncios de bebidas.

Alcoholic_Architecture_1

Este nuevo bar se ha instalado en un sótano donde solía estar un antiguo monasterio, lo que añade un toque de diseño y tradición a la experiencia. Tiempo atrás ya hablábamos de los 20 bares más geniales del mundo ¿Crees que Alcoholic Architecture podría incluirse entre ellos?

Para lograr este efecto, sus dueños (Sam Bompas y Harry Parr, dos amigados con amplia experiencia en el mundo de los sabores) utilizan unos potentes humidificadores que saturan el aire de alcohol (diferentes tipos de destilados y mezclas). Esa nube se cuela en nuestro cuerpo a través de los pulmones o de los globos oculares.

Los clientes de este curioso bar tienen que cubrirse con ponchos de plástico (se les proporcionan al llegar); deben comprar una entrada en la página web (13 euros), y solo pueden permanecer en la zona de la inhalación un máximo de 50 minutos. El alcohol va directamente al torrente sanguíneo, lo que hace que la embriaguez ses muy rápida, según advierte un especialista consultado por Associated Press. De ahí la limitación de tiempo.

Alcoholic_Architecture_1

Interesante, ¿verdad? Pero si prefirieres beber con moderación de una forma más tradicional, te invitamos a visitar nuestra web. En ella encontrarás las mejores propuestas en vino y destilados ¡Te esperamos! http://tiendalicoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes