Alexandra Exter fue una relevante figura del primer arte de vanguardia en Rusia. Entró en contacto con cubistas y futuristas en París y asimiló y reinterpretó estas nuevas tendencias, para después difundirlas en su tierra natal. Ha sido recientemente reconocida como una de las principales protagonistas de las vanguardias rusas y como pieza clave en las conexiones del cubismo francés y el futurismo italiano con el cubofuturismo ruso, un nombre que algunos autores le adjudican a ella. Su obra, como la de tantos otros grandes autores, no fue ajena al vino. Lo podemos comprobar en su Naturaleza muerta.

Alexandra_Exter_1

Tras finalizar sus estudios de arte en Kiev, Exter se trasladó a París en 1908, donde asistió a clases en la Académie de la Grande Chaumière. Pronto entró en contacto con Pablo Picasso, Guillaume Apollinaire, Max Jacob y Fernand Léger y adoptó el cubismo como estilo propio, si bien nunca renunció al color. También conoció a representantes del futurismo italiano, como Filippo Marinetti, a los que le unía su interés por representar el ritmo y el movimiento. A pesar de su estrecha relación con las vanguardias europeas, Exter nunca perdió el contacto con sus compatriotas rusos y participó en las principales exposiciones rusas de vanguardia como Sota de diamantes ó 5 x 5 = 25, celebradas en Moscú.

“Aunque es más que probable que esta Naturaleza muerta fuera pintada en París, donde la pintora residió entre 1912 y 1914, según Yakov Tugenhold se trata de una de las obras presentadas en 1914, en la mencionada exposición Sota de diamantes”, considera Paloma Alarcó. Como se puede apreciar claramente en esta composición, en la capital francesa su obra cayó bajo el influjo de la corriente cubista. “Mientras que la fragmentación espacial y la utilización del collage son muestra de su afán experimental, los colores brillantes provienen de las tradiciones de su tierra natal”, estima Alarcó.

“Exter representa en cierta manera una línea más ligada a la abstracción lírica, el dinamismo y la joie de vivre; es más pasional”, comenta el galerista Manuel Barbié. Al igual que su coetánea vanguardista perteneciente al grupo de “las amazonas” Natalia Goncharova, en el año de la revolución soviética se dedicó al diseño de escenografías para los ballets de Moscú. El vino y el arte de vanguardia ruso es un tema que ya hemos tratado anteriormente ¿Recuerdas Bodegón con botella y cortinas (1914), de Mijaíl Lariónov?

Hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, Exter vivió en París, pero viajó frecuentemente a Kiev y Moscú, lo que la convirtió en transmisora de las nuevas ideas en su país. Durante esta etapa participó en numerosas exposiciones en Rusia, Francia e talia. En su cuadro Naturaleza muerta, “los objetos propios de las naturalezas muertas cubistas, como la botella y la copa, situados en el centro de la composición, se entremezclan con diversos collages de anuncios y fragmentos de artículos recortados de periódicos así como con una gran letra A atravesada por una flecha, situada en el ángulo superior izquierdo”, según Paloma Alarcó.

Alexandra_Exter_2

¿Te ha gustado este cuadro? ¿También te gusta el vino? En nuestra tienda online puedes encontrar los mejores caldos para deleitarte mientras te recreas con los cuadros más sugerentes ¿Nos visitas? http://tiendalicoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes