La Comunidad apuesta por las variedades autóctonas de vid como elemento diferenciador de los Vinos de Madrid frente al resto de denominaciones de origen, según informa el Gobierno regional en una nota de prensa. Esa exclusividad y tipicidad aporta a los caldos el valor añadido para mejorar su calidad y demanda. Atendiendo a esta premisa, se han presentado los primeros datos del proyecto que desarrolla el IMIDRA para recuperar la variedad Moscatel de grano menudo.

Con este proyecto, como se explica en el comunicado, el Gobierno regional responde a una necesidad específica del sector, que precisa de un material vegetal propio y adaptado a las condiciones ambientales de la región madrileña. Hasta ahora, los clones que se comercializaban en Madrid, en el caso de la variedad Moscatel de grano menudo, eran de origen francés, italiano o del norte de España.

El trabajo del IMIDRA (siglas del Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario) permitirá facilitar a viveristas, viticultores y bodegueros los clones que tras ser sometidos a un exhaustivo estudio presenten las mejores características: que sean de brote tardío para que nos les afecten las heladas y sean resistentes a las enfermedades propias de la variedad. Con ello se pretende mejorar los Vinos de Madrid y fomentar la reintroducción de esta variedad, origen de vinos de gran calidad pero que se encuentra en claro riesgo de extinción en Madrid por su vulnerabilidad.

vino madrid

Conservando las variedades de uva autóctonas es posible optimizar la calidad de las producciones, según se explica en la nota informativa del Gobierno de Madrid. Se permite así a los vinos de la región diferenciarse del resto de la oferta existente y garantizar la sostenibilidad tanto económica como ambiental del sector, instaurándose como una importante fuente de riqueza y de fijación de la población rural a medio y largo plazo.

En esta línea de trabajo surgió la iniciativa Madrid Rutas del Vino, que en su primer año de andadura ha supuesto un aumento de los visitantes del 13% en las bodegas adheridas al proyecto, cuyas ventas subieron también un 6%. “Se trata de un dato que debe servirnos únicamente como referencia para seguir mejorando un proyecto que debe redundar en beneficio para los bodegueros pero que al mismo tiempo debe convertir al vino en motor de dinamización y de crecimiento para todo el medio rural”, consideraba Enrique Ruiz Escudero, viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Para él, IMIDRA supone “una muestra más de la clara apuesta que está realizando la Comunidad de Madrid para colaborar activamente en la mejora del viñedo madrileño, aumentando la calidad de nuestros vinos, la producción de las viñas y las rentas de los viticultores”.

La D.O. Vinos de Madrid abarca 8.391 hectáreas distribuidas en 58 municipios en tres subzonas: Navalcarnero, Arganda y San Martín de Valdeiglesias. “La oportunidad del sector vitivinícola madrileño radica en la diferenciación y personalización de sus vinos”, explicó el viceconsejero. El aumento de la calidad y la intensa labor de promoción desarrollada por el sector junto con la Comunidad de Madrid permitió que en 2013 las exportaciones rompieran la barrera del millón de botellas, un incremento próximo al 43%.

Si como madrileño y amante del vino esta noticia te llena de satisfacción, desde Licores Reyes te ofrecemos una amplia variedad de caldos que, sin duda, serán de tu agrado. http://tiendalicoresreyes.es/37-vinos-y-espumosos

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes