El otoño es la época vinícola por excelencia. La vendimia es el momento crucial que determina la personalidad del vino. Para los consumidores es también el mejor momento para comprarlo. No es sencillo encontrar obras de arte que hayan vinculado el otoño y el vino, pero existen algunos referentes dignos de estudio, como el que nos ocupa: un formidable óleo sobre lienzo del pintor francés Pierre-Antoine Quillard.

El otoño representa el paso del cálido verano, ver como se acerca lenta pero inexorablemente el frío. En esas circunstancias el cuerpo agradece más que nunca un vino con volumen, aromático, sugerente, aquel que bailará en nuestro paladar. Cultura y vino siempre se unen. El tema de las Estaciones gozó de gran popularidad en la literatura y la pintura contemporáneas de la primera mitad del siglo XVIII. Vendimia y degustación de vino son las notas distintivas de Otoño, parte de la obra de Quillard, uno de los pintores franceses rococó que no tardó en caer en el olvido.

pierre-antoine-quillard

Siguiendo la tradición de la pintura holandesa de género del siglo XVII, Otoño muestra una familia campesina que recibe la visita de un habitante de la ciudad, tocado con un airoso sombrero. Las obras de Quillard tienen un nexo común: el amor. Música, naturaleza, complicidad o romanticismo son algunos de los elementos comunes que solían aparecer. Aquí tenemos representado el amor, pero bajo otra forma más «natural» y directa: también se está tocando música, pero las formas de comunicación son menos refinadas. Dominan las miradas y los ademanes directos; en lugar de seducir con flores, se detectan los efectos del vino.

«El néctar del otoño calienta tu audacia [.]. El amor vendimia sin testigos»

pierre-antoine-quillard-vino

¿Te han entrado ganas de saborear un buen vino al ver esta increíble obra de Arte? Puedes ver, en el siguiente enlace, el amplio catálogo que Licores Reyes te ofrece:

http://tiendalicoresreyes.es/37-vinos-y-espumosos

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes