Andy Warhol fue un artista plástico y cineasta estadounidense que desempeñó un papel crucial en el nacimiento y desarrollo del Pop Art. Se trata de un importante movimiento artístico del siglo XX que se caracteriza por el empleo de imágenes de la cultura popular tomadas de los medios de comunicación, tales como anuncios publicitarios, comic books, objetos culturales «mundanos» y del mundo del cine. Warhol es mucho más que un pintor, Warhol es una marca. Su obra, como la de tantos otros grandes autores, no es ajena al vino.

Después de la fiesta_warhol1

En su catálogo encontramos este “Después de la fiesta”, un cuadro que inmortaliza y da vida a una serie de copas, tazas y botella, dispuestas sobre una oscura mesa y creando un llamativo contraste. La escena, como el título indica, es la disposición de los objetos tras una celebración. En palabras del propio Warhol en relación con este cuadro, “uno es compañía, dos son multitud, y tres es una fiesta”.

Muy posiblemente el artista más influyente desde Marcel Duchamp, Andy Warhol revolucionó el arte moderno, alterando radicalmente la relación del arte con las nociones de autoría y de los productos básicos, y desdibujando los límites entre perfomance de la fotografía, la pintura y la escultura. En este cuadro, podemos ver los restos dispersos de una fiesta, representados en blanco y negro, pero traidos a la vida por la aplicación de Andy Warhol de ciertos puntos destacados con los colores del arco iris. Los vasos, las botellas, los platos o la comida que pueblan la mesa son indicativos de un lujoso estilo de vida, incluso excesivo.

Después de la fiesta_warhol2

Warhol adquirió fama mundial por su trabajo en pintura, cine de vanguardia y literatura, notoriedad que vino respaldada por una hábil relación con los medios y por su rol como gurú de la modernidad. Su frase “en el futuro todo el mundo será famoso durante quince minutos; todo el mundo debería tener derecho a quince minutos de gloria” vaticina el actual poder de los medios de comunicación. No estaba demasiado desencaminado cuando dijo que “habrá cada quince minutos un nuevo futuro”. Excéntrico y controvertido, fue un personaje que nunca causó indiferencia. “Comprar es mucho más americano que pensar, y yo soy el colmo de lo americano”, llegó a decir.

Marcó un estilo, y actualmente es un gran referente del Arte Postmoderno. Él fue alabado como un espejo de la cultura americana contemporánea. “El arte comercial es mucho mejor que el arte por el arte”, consideraba. En su cuadro “Después de la fiesta”, Warhol hacia referencia a como sería su celebración favorita: “El mejor tipo de fiesta que yo podría dar sería champán, nueces y luego todo el mundo a bailar”. Histriónico y brillante.

Después de la fiesta_warhol3

Warhol extrapoló su profundo conocimiento del mundo comercial en su faceta artística. “La inspiración es la televisión”. Amaba a las celebrities, hasta un punto casi irracional. “Era como un muñeco. Con su peluca y el maquillaje que llevaba tenía un aspecto muy particular y también me parecía fantástico que se pasara todo el tiempo haciendo fotos a la gente, muy en la línea de su filosofía: la celebrity inmortalizando a los demás”, considera la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada.

“La idea no es vivir para siempre, la idea es crear algo que si lo haga”. Warhol falleció en 1987 fruto de una repentina arritmia post-operatoria. O quizá no.

Después de la fiesta_warhol4

Interesante obra, ¿verdad? Si te ha gustado el cuadro de Warhol, y del mismo disfrutas de un buen vino espumoso, te invitamos a visitar nuestra tienda online. En ella, podrás encontrar la bebida que estás buscando. Te esperamos: http://tiendalicoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes