Se usan para beber, celebrar en el podio logros deportivos, golpear contra el casco del barco que se echa a la mar por primera vez y brindar por el año nuevo. Con frecuencia solemos decir que hemos tomado champagne en Nochevieja, o en la boda de unos familiares. La mayoría de las veces, por no decir siempre, lo que bebemos para la celebración es cava.

cavas_champagne_1

El cava y el champagne son sinónimo de celebración, especialmente en Navidad, así que no es mal momento para hablar de ellos y conocerlos un poco más. Quizá porque son parecidos solemos confundir el cava con el champagne, dos vinos espumosos que se elaboran de la misma forma, pero el primero en España y el segundo en Francia. Ambos llevan uvas parecidas pero exclusivas de las regiones donde se crean los caldos y ello hace que su sabor sea diferente. El nacional, además, surge a finales del siglo XIX y el galo en el XVII. No son lo mismo. Tampoco a la hora de pagar.

¿Cuál es mejor? No es raro oír que el cava es una imitación del champagne, que es lo mismo pero más barato, de peor calidad. Hay champagne bueno y malo, como hay cava bueno y malo. Los dos tienen en común un mismo proceso de elaboración del vino. En cambio, el clima, el suelo y las cepas, los tres elementos que condicionan las características básicas de un vino, son diferentes.

El cava se elabora en las provincias de Barcelona, Tarragona, La Rioja, Lérida, Girona, Álava, Zaragoza, Navarra, Badajoz y Valencia, aunque es en Cataluña, en el Penedés, y en San Sadurní de Noya en concreto, donde está su origen y se produce la mayor producción. Tiene tres tipos de uva: Perellada, Macabeo y Xarel. En función de la cantidad de azúcar por litro hay cavas brut nature, extra brut, brut, extra seco, seco, semiseco y dulce. Además, puede ser joven, reserva o gran reserva.

cavas_champagne_2

La temperatura media en la región de Champagne está en torno a los 10º, justo al límite, ya que las uvas no pueden madurar por debajo de los 9º; esto implica unos cuidados más exhaustivos, mientras que la temperatura media en la D.O. Cava es de unos 15 o 16 grados. La insolación es mayor en D.O. Cava, sin embargo la región francesa tiene un mayor índice de lluvias que la española. Estos factores climatológicos confieren a las uvas unas características especiales, como por ejemplo, la gran acidez de las uvas usadas para la elaboración del champagne, que conllevará la adición de azúcar en su elaboración para dotarlo de mayor equilibrio.

El champagne nació de las manos de un monje benedictino, Dom Perignon, que puso experimentar en su convento, rodeado de viñedos. Este religioso vino al mundo en 1638, y a él se debe el método de elaboración de ambos espumosos. La industria del champán en Francia se concentrada sobre todo en los alrededores de las ciudades de Reims y Épernay. En algunos casos, tanto las bodegas de champán como los talleres de los vinateros se pueden visitar.

Hay champangnes blancos y rosados. Para su elaboración se utilizan las uvas chardonnay (uva blanca que representa el 26% de la superficie cultivada), pinot noir (uva tinta de pulpa blanca que representa un 37% de la superficie cultivada, y que es la que se usa para los tintos de Borgoña), y pinot meunier (uva tinta de pulpa blanca que representa otro 37% de la superficie cultivada).

cavas_champagne_3

El cava se elabora según el Método champenoise, el mismo que el vecino espumoso, descubierto por el monje benedictino de la abadía de Hautvillers, a finales del siglo XVII. Se caracteriza porque la segunda fermentación y crianza del vino se llevan a cabo en la misma botella, lo que permite adquirir las burbujas de forma natural. Para obtener un grado óptimo de maduración, requieren crianzas relativamente cortas (2-4 años). En el champagne es todo igual, salvo que requiere largas crianzas (5 años o más) para lograr una maduración óptima.

Su elaboración es la misma. El cava es español y el champagne francés y su sabor es diferente por la uva con la que se fabrican uno y otro, aunque son de variedades parecidas. El champagne nació gracias a los experimentos de un monje en el siglo XVII. El cava es más moderno. El caldo francés suele ser mucho más caro. Y tú, ¿crees que sabes servirlo correctamente? ¡No es fácil!

Otra diferencia es que en los cavas es típico embotellar vinos de una sola vendimia, sin embargo en el champagne suelen a hacer mezclas con vinos de vendimias diferentes, pudiendo compensar la calidad de las uvas. En el champagne cuando la añada es excepcional elaboran un millesime, distinción que indica que está elaborado con uvas de una única vendimia de las que se indicará el año de la cosecha.

cavas_champagne_4

¿Te han quedado hoy algo más claras las diferencias (y similitudes) entre el cava y el champagne? ¡Ese era el objetivo! Ahora te proponemos una visita a la tienda online de Licores Reyes: en ella encontrarás el vino espumoso que estás buscando: https://tiendalicoresreyes.es/37-vinos-y-espumosos

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes