Su personalidad artística está siendo recuperada en los últimos años. Quizás este tardío reconocimiento de su figura y producción pictórica pueda tener que ver con su talante de persona discreta y austera. Toda una vida dedicada a la pintura. Sirva esta mención como tributo para Santiago Pelegrín Martínez, uno de los artistas aragoneses más relevantes de comienzos de siglo XX. Y es que el vino también tuvo su hueco en una obra variada y apabullante en matices. Hoy vemos Bodegón cubista, fechada entre 1927 y 1928.

Una vez instalado en Madrid, en 1910, e influido por los maestros del momento como López Mezquita, Álvarez de Sotomayor o Laszlo continuó por el sendero del academicismo y del naturalismo como lo demuestran sus obras de esta época. Desde 1920 intentó modernizarse. Sus asuntos preferidos serán los bodegones, los paisajes y los desnudos, plenos todavía de evocaciones sunyerianas y reinterpretaciones cezannianas. Formó parte del grupo de Artistas Ibéricos y de su primera exposición de 1925.

El estilo de Santiago Pelegrín evoluciona a lo largo de los años y encuentra su propia expresión pictórica desde la pintura mural hasta el cubismo. Cultivó el paisaje, el retrato, el realismo social, siempre en una constante búsqueda de nuevos valores y aprendizajes. Al proclamarse la República su compromiso político le aproximó más a algunos grupos de vanguardia. Como vemos en Bodegón cubista, el cubismo será en sus diversas interpretaciones el lenguaje artístico más característico y renovador de su pintura. Un cubismo, como vemos en la obra, bastante singular, evolucionado hacia una simplificación del objeto de carácter eminentemente decorativo.

Durante el período bélico su lenguaje cambió ostensiblemente y practicó el realismo social, sin abandonar su tratamiento en ritmos angulosos y un concepto volumétrico geometrizante muy elaborado. Sus posiciones políticas fueron derrotadas, y con ellas la renovación artística que tímidamente proponía. Volvió a reconcentrarse en su técnica, trabajando en asuntos familiares, como los paisajes, los bodegones y los retratos, y su obra perdió el interés de antaño.

¿Te ha gustado su obra? Si también te gusta el vino te recomendamos visitar hoy mismo la tienda online de Licores Reyes. En ella encontrarás las mejores propuestas ¡Visítanos! http://tiendalicoresreyes.es

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes