En 1510, en la abadía de Fécamp de la orden benedictina en Normandía, un monje llamado Dom Bernardo Vincelli desarrolló la receta de un elixir aromático. La bebida se produjo en la abadía hasta que la receta se extravió durante los tiempos turbulentos que vivió la abadía durante la Revolución francesa. En 1863, Alexandre le Grand, redescubrió la receta y comenzó a producir el licor bajo la marca “Bénédictine”; la compañía que él fundó continuó produciendo el licor hasta la actualidad. Este es el origen de Bénédictine, un licor a base de hierbas, cuya receta incluye veintisiete plantas y especias.

benedictine-1

La receta es un secreto comercial muy protegido que sólo es conocido por tres personas. Muchas personas han intentado y han fallado en desarrollar recetas similares, tal es así que en su sede en Fécamp la empresa posee un Salon de Contrefaçons (“Salón de las falsificaciones”) donde se exponen botellas de intentos fallidos de los supuestos competidores.

Además de la combinación de las diversas hierbas y especias en cantidades secretas, posee también en su composición Cognac y es añejado en barricas de roble, que le otorgan la maduración final. Al probarlo una armónica combinación de sabores cítricos, a miel, ahumados, especiados y amaderados se conjugan en la boca.

El proceso de fabricación comprende varias destilaciones, las cuales son luego mezcladas. Cada botella de Bénédictine posee impresa en su etiqueta las iniciales D.O.M.. Algunas personas en forma equivocada creen significa “Orden de los Monjes Dominicanos,” pero en realidad significa “Deo Optimo Maximo”; “Para nuestro mejor, gran Dios”.

benedictine-2

Benedictine es la encarnación de los licores de lujo refinados, disfrutados por todo el mundo ¿Quieres probarlo? Puedes encontrarlo en la tienda online de Licores Reyes en estos momentos ¡Visítanos! https://tiendalicoresreyes.es/licores/2381-licor-benedictine-70cl.html

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes