Francisco Bores López fue un pintor español de la llamada nueva Escuela de París. Hacia 1923 entró en contacto con el movimiento ultraísta en Madrid. Su obra no fue ajena al vino, y esto lo podemos apreciar en Bebiendo, fechada en 1929.

bores_1

En 1925 Francisco Bores participa en la primera exposición de la Sociedad de Artistas Ibéricos. Bores empezó a formar parte del mundo del arte a través de sus grabados y xilografías, apareciendo en varias revistas relacionadas con la materia. Su poco éxito en España como pintor, le hace marcharse a París, donde pasará casi toda su vida. En esta ciudad comparte estudio con el pintor español Pancho Cossío. Conoce también a Picasso y Juan Gris. En 1927 celebra su primera exposición individual en París.

Apenas volvería. A partir de este momento Bores se integra en el ambiente artístico parisino donde va a vivir prácticamente toda su vida. En 1928 primera exposición en una galería de Estados Unidos, en 1930 vuelve a exponer, dentro de una exposición colectiva en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Bebiendo es una de las primeras obras reconocidas de Francisco Bores, perteneciente a esta época.

Durante su estancia en la capital francesa asimiló la influencia de diversas vanguardias, como el cubismo de Picasso o Gris, el postimpresionismo de Cézanne y el fauvismo de Derain y Matisse. Su producción artística en Francia evolucionó desde una primera etapa, de 1925 a 1928, bajo la influencia del surrealismo y de la abstracción. Su pintura se caracteriza por una importante conexión con el Cubismo en los años 20.

bores_2

A partir de 1930, Bores empieza a pintar de manera menos abstracta. Posteriormente, su pintura, abundante en paisajes e interiores, se sintetiza dominando la esquematización. Si te ha gustado su obra, y también te gusta el vino, te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes. En ella encontrarás las mejores propuestas: http://tiendalicoresreyes.es

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes