Maximino Peña Muñoz fue un pintor español especialmente dotado para la pintura al pastel con una amplia obra de apuntes, paisajes y temas de costumbres. Su obra, como la de tantos otros grandes autores, no fue ajena al vino. Esto lo podemos apreciar en El bebedor, una de sus mejores obras de la segunda mitad del siglo XIX.

Maximino-Peña-Muñoz-1

Muy joven, en 1885 se instaló en Roma. Entró, de este modo, en el círculo de pintores españoles: Moreno Carbonero, Muñoz Degraín, José Benlliure y Joaquín Sorolla, del que ya hemos hablado en esta sección con su “Vendimiando, Jerez”, donde no desaprovechó la oportunidad de presentar su «Visión de España».

Los dibujos de Peña Muñoz, pasteles y óleos revelaban a un pintor de primera magnitud. Dominaba el dibujo y el color, el retrato y el paisaje, lo anecdótico y lo esencial, transmitiendo el sentimiento de la vida rural, la psicología profunda en el retrato, y los paisajes evocadores de la memoria y la naturaleza.

Peña Muñoz participó en la decoración de la basílica de San Francisco el Grande gracias a un encargo de Casto Plasencia. Abrió después un estudio para la enseñanza del dibujo que sus descendientes ampliaron como Academia Peña, y llegó a formar parte de la Junta Directiva del Círculo de Bellas Artes. También colaboró como ilustrador en diarios y revistas como El Imparcial y La Ilustración Española y Americana. Muy comprometido con la realidad social coetánea, era un lector habitual, y también encontramos un diario dentro de su representación El bebedor.

Su producción fue amplísima. Además de su obra académica y de uso arquitectónico se ha valorado su dominio de la pintura al pastel y su habilidad en los paisajes del natural, apuntes y fragmentos de la vida cotidiana de estilo costumbrista. Perteneciente a la “generación realista” y fiel a sus principios, entre su obra encontramos pinturas de tipos populares, paisajes, fragmentos de la vida cotidiana, reproduciendo siempre cosas y hechos reales, pero aportando su particular interpretación. Sus retratos, como observamos en El bebedor están apoyados tanto en su poder de observación como en su gran intuición psicológica.

Maximino-Peña-Muñoz-2

Maximino Peña Muñoz no tuvo afán de notoriedad y su modestia le perjudicó en demasía en los tiempos de continua exhibición y demasiadas extravagancias. Si te ha gustado su obra, del mismo modo que te gusta el vino, te invitamos a visitar la tienda online de Licores Reyes; en ella encontrarás las mejores bebidas para disfrutar del más exquisito Arte: http://tiendalicoresreyes.es

 

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes